Como Bob Esponja.

Creo que los políticos de este país consideran que los ciudadanos y ciudadanas somos como Bob Esponja: buenos y bobos. Trabajamos (en estos tiempos los más afortunados), cumplimos con nuestros deberes, con nuestros tributos, con nuestras obligaciones como ciudadanos. Mantenemos nuestras casas, nuestras familias, amigos, miramos por el  orden democrático y establecido, no molestamos, ni nos metemos con nadie. Convivimos. Aunque a este paso vamos a tener que decir que sobrevivimos… Y ellos, como el Señor Cangrejo, nos vapulean, machacan, engañan, estafan, mofan con total impunidad y, además, se atreven a decir que el problema es que “tenemos que trabajar más”. No me extraña que cada vez más muchos sueñen con parecerse a Plancton  y dejarse la piel en el empeño para encontrar (con codicia y malas artes) la fórmula mágica que les lleve a un nivel superior.
Ya es hora de que Bob Esponja se cabree.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s