Smile!

La “vuelta al cole” viene cargada de malas caras, depresiones, angustias y malos rollos. Aquellos que han/hemos podido disfrutar de vacaciones, volver a la realidad de los 11 meses restantes de nuestra vida profesional, puede acarrear -en muchas ocasiones- una frutración y apatía de proporciones épicas.

Dejamos la sonrisa en el fondo del estómago para sacar, de nuevo, la máscara de la indiferencia.

Fotografía con un pos-it con las palabras Don´t forget to smile, en el post Smile" de @JgAmago

¿Qué te parecería pagar con una sonrisa? Si ya tenemos gente que nos da abrazos gratis, ¿por qué no regalarnos un bol de arroz por sonreir? Es lo que se han sacado de la manga una cadena de restaurantes chinos. Eso sí: no vale cualquier sonrisa. Tiene que ser “sincera”.

¿Hasta dónde nos llega el engaño para conseguir un menú gratis? Próximamente…

Fuente: FayerWayer

Sonrisas van, sonrisas vienen…

Hubo un tiempo, en el que daban ganas de recoger el petate y salir corriendo. Tiempos en los que la sonrisa decidió sacar a pasear su mueca en busca de mejores lugares en los que recabar. Tiempos grises, de mentes obtusas, corazones enfermos y espíritus endemoniados. Ahora, parece, que la magia de la ILUSION asoma tímidamente por la esquina. Ya se están encargando otros de que vuelva a rodar su maleta en busca de otra esquina mejor. payaso ambulante by Jorge Villa Bolaño Imagen de Jorge Villa Bolaños