Cuentos

Reciéntemente comencé a ver «Once… Upon a time» una longeva serie de TV que reinventa los cuentos estableciendo un paralelismo entre la época de los cuentos clásicos, y la actual. La malvada Bruja, Cenicienta, el Príncipe, el Mago, Caperucita… Todos juntos, revueltos, entrelanzando historias, momentos, realidades, fantasías y épocas.

Los cuentos ya no tienen principio ni fin, porque cada uno de nosotros podemos reinventarlos a nuestra medida. Y es fundamental que los cuentos vivan con los tiempos que estamos

Ya no hay una familia. Ahora son muchas. Y negar la evidencia es no aceptar que hay Caperucitas malas, Brujas buenas, y Príncipes que le gustan los hombres. ¿Por qué no hablar de familias de papás o de mamás? 

Ya no hay moraleja, por que la verdadera lección de estos cuentos, como la vida, es que son historias de un presente llamado HOY. 

Os invito a ver la página de Yorokobu en la que nos hablan de esta estupenda colección de cuentos.

Gracias, mama

Ayer se celebró en más de 50 países del mundo, el Día de la Madre. Y no publiqué este post, porque estaba con la mía, celebrandolo 😉

En homenaje a TODAS esas madres, como dice mi amiga Laura «la reales, las adoptivas, y las brujas..¡las mejores!», un reconocimiento para lo que hacen, lo que dicen (y lo que no dicen), lo que sufren (y disfrutan), lo que padecen (y sienten)… ¡Y eso sólo lo sabe una madre!