Digan lo que Digan (#HarariQuotes)

Este verano he disfrutado de tres estupendos libros que he llenado de post-it de colores destacando frases, fragmentos o párrafos con los que poder reflexionar desde este espacio abierto que es #ReinventarseBlog. Al igual que en pasados veranos, mi libro de cabecera fue el último de Yuval Noah Harari, “21 Lecciones para el Siglo XXI”. Después, y recomendado por el maestro Carlos Iglesias, me leí el libro de Hannah Fry, “Hola Mundo”. Terminé el verano con el ensayo de mi admirado Carlos de la Cruz titulado “Sexualidades diversas, sexualidades como todas”.

Harari dice:

“La democracia se basa en el principio de Abraham Lincoln de que “puedes engañar a toda la gente algún momento, y a algunas personas todo el tiempo, pero NO puedes engañar a toda la gente todo el tiempo”.

Yuval Noah Harari. “21 Lecciones para el S.XXI”. Ed. Debate. Página 31
Digan lo que digan, post de @JgAmago en #ReiniventarseBlog
Imagen de Taras Chernus en Unsplash

Y seguimos aceptando que la mentira sea parte de esta sociedad “latina” o “mediterránea”, en la que a unos se les llena la boca de injurias contra otros, cuando en el fondo ambos se han ido a comer langosta juntos (o separados), y se han olvidado de los que -a duras penas-, sólo tienen para comer pan.

¿Cuándo nos cansaremos los ciudadanos del “… ¡¡Y tú, mas!!”? ¿Cuando espabilaremos y les daremos un sopapo democrático (de lo que todos alardean, pero pocos practican), y les diremos que ¡… Ya está bien!? Mientras tanto, como dice Harari, “… los humanos votan con los pies…” y así siempre, acabaremos metiendo la pata.

Depende del cristal con el que se mira…

Cuando un padre o una madre ha preguntado a sus hijos adolescentes aquello de: “Hijo/a, y tú de mayor… ¿Qué quieres ser?” y el susodicho/a ha respondido con esta lapidaria sentencia: “¿Yo? ¡Pues Youtuber, vaya pregunta!”, a mas de un padre/madre le ha dado una crisis de ansiedad y un vahído del susto. Primero por no saber a ciencia cierta, qué profesión es esa. Segundo por que, si ya están hasta las narices de que no saquen la mirada del móvil y conecten con la realidad, esa profesion es tan irreal y fictica como una foto sin “likes”.

Antes mirábamos la vida pasar con nuestros propios ojos, y nos encontrábamos con la dura realidad, o la irrealidad de la ficción, a través de la televisión. Ahora desconectamos de la triste realidad para conectar con la ficcionada y edulcorada irrealidad de las redes sociales. Busca fotos #sinfiltros. Busca. 😤

Depende del cristal con el que se mira, un post de @jgamago en #ReInventarse
Depende del cristal con el que se mira, un post de @jgamago en #ReInventarse

¿Y si dejamos de mirar aInstagram como un reflejo de una realidad y empezamos a mirarlo como el espejo de la bruja malvada? Seguro que si nos hablara empezaría a contestar con #hashtags 😵

Imagen: Recreoviral