A cubierto

El agujero de la capa de Ozono nos dice que debemos evitar la exposición prolongada bajo el sol. Las constantes emisiones de carbono en las ciudades nos aconsejan salir al campo y respirar. Los vertidos en los ríos y en el mar nos invitan a sumergirnos con traje de neopreno y bien protegida la vista. Las piscinas también tiene su aquello, no te creas. El campo se agota por culpa de la deforestación, la capa de Ozono y la emisión de carbono… ¡¿Es que la única solución es encerrarse en el “cocoon” de nuestras casas?! No. No nos olvidemos de la aluminosis. Creo que la solución está en ir siempre… ¡a cubierto!

Instalación en Governor Island, Manhattan, NYC