¿Paz y/o Libertad?

Este pasado viernes, Ruth y Carlos nos invitaron a cenar y a conocer su nueva casa. También se apuntaron Trini y Pablo. La estupenda velada empezó a las 20.30 y se alargó casi hasta las 2 de la madrugada. Nos pusimos al día de todo lo acontecido en nuestras vidas desde la pandemia y, como no, hablamos largo y tendido de la terrible, injustificada y salvaje agresión de Putin a Ucrania. Y en esa conversación salió a colación el binomio paz/libertad. ¿Queremos paz o queremos la libertad? ¿Son posibles ambas?

Así define la Wikipedia al término PAZ:

Paz (del latín pax), definida en sentido positivo, es un estado a nivel social o personal, en el cual se encuentran en equilibrio y estabilidad en las partes de una unidad. También se refiere a la tranquilidad mental de una persona o sociedad; definida en sentido negativo, es la ausencia de inquietud, violencia o guerra. En el plano colectivo, «paz» es lo contrario de la guerra.

Wikipedia

Así define la Wikipedia el término LIBERTAD:

La libertad (en latín: libertas, -ātis)​ en sentido amplio es la capacidad humana de actuar por voluntad propia. Según las acepciones 1, 2, 3 y 4 de este término en el diccionario de la Real Academia Española,​ el estado de libertad define la situación, circunstancias o condiciones de quien no es esclavo, ni sujeto, ni impuesto al deseo de otros de forma coercitiva. En otras palabras, aquello que permite a alguien decidir si quiere hacer algo o no, lo hace libre, pero también responsable de sus actos en la medida en que comprenda las consecuencias de ellos.

Wikipedia

¿Somos libres de promover nuestra libertad al objeto de encontrar el equilibrio y estabilidad de nuestra paz?

Europa se cae, se desmorona. Se mueve entre despachos, intereses, comisiones, subcomisiones, gobernanzas pesadas, burocráticas y anticuadas. No responde. Manda cascos (no azules, cascos para la cabeza). EE.UU tiene miedo de pulsar el botón y que la aniquilación sea total. Un loco nos tiene deshojando la margarita de la paz por imponer su libertad.

El nuevo orden mundial se vino abajo con la pandemia. Confiamos en que ahora, no se hunda para siempre entre escombros nucleares y cenizas humanas.

Modelos

Esta semana, más allá del momento Ayuso vs Casado, (ante el que reconozco, preparé un cubo de palomitas y me dispuse a disfrutar cual capítulo de «House Of Cards»), afortunadamente se han generado otras informaciones que han pasado «casi» desapercibidas. Desde la «No Guerra» de Rusia/Ucrania/UE/USA, al terrible suceso del joven que mató a su familia en Elche. Cada uno/a destaca entre sus preferencias, aquellas informaciones que significan alto para él o para ella. En mi caso, siempre destaco aquellas que revelan un cambio positivo en la sociedad.

Bajo ese prisma del cambio, esta semana supimos que la marca de ropa interior Victoria´s Secret, en un alarde de reflejar la diversidad, ha lanzado una campaña en la que las top models dejaban paso a «mujeres reales.» Destacando la presencia de la joven Sofía Jirau, mujer con síndrome de Down.

Leía también un interesante post en The Orange Market sobre «El greenwashing y otros riesgos de un mal uso de la RSC», y conocía el concepto del «purplewashing» que se define como:

Es un término que hace referencia a la variedad de estrategias dirigidas a la promoción de instituciones, países, personas, productos o empresas, que apelan a su compromiso con la igualdad de género y el feminismo para lograr la aceptación social por medio de la instrumentalización de los derechos de las mujeres.

The Orange Market 01/02/2022

Lavado de cara, mejora de la reputación o estrategia para acallar las últimas denuncias de algunas modelos que llegaron a reconocer que les obligaban a alimentarse sólo de líquidos en los días previos al mediático desfile, la marca ha justificado este cambio comentando que «… “Necesitábamos dejar de prestar atención a lo que querían los hombres y, en cambio, girar en torno a lo que quieren las mujeres.” E imagino que estarán revisando con lupa de aumento, el impacto de este giro de su estrategia comercial.

Lo interesante (o lo importante en mi caso), es que se están visibilizando otras realidades y que, como dijo el psicólogo y escrito Walter Riso:

«La gente perfecta no es real y la gente real no es perfecta. Disfrutemos de nuestra maravillosa imperfección.»

Walter Riso

Un Propósito

Lisa es la mujer de Tony. Lisa, Tony y Rudy, el inseparable pastor alemán de esta adorable pareja, forman un hogar maravilloso en Tambury, un pequeño pueblo en UK. Lisa tiene cáncer de mama. Deja unas últimas palabras grabadas en video para Tedy, su marido. Lisa, muere. Tony no puede con su pena y…

Lisa, Tony y Rudy son ficción.

Acabo de terminar la serie de Netflix «After Life», escrita, dirigida y producida por Ricky Gervais, actor, productor, guionista, cómico y gran defensor de los derechos de las personas LGTBI. Es una serie que NO TE PUEDES PERDER. Ricky ha dibujado una historia en la que pasas de la risa al llanto, de la tristeza a la alegría, de la miseria a la explosión, del absurdo a la autenticidad más real. Desde su pena, desde su tristeza, desde su dolor, Tony teje una serie de relaciones, de microhistorias con las gentes que viven en el pueblo, que construyen una de las comunidades más divertidas, locas, amorosas, penosas, dolorosas, alegres, soeces, ridículas, entrañables y excepcionales del mundo de las series de televisión. Matt, Lenny, Kath, Sandy, Emma, Anne, Pat, Roxy, Ray (el padre de Tony), Valerie, June, James…, Son, sin darse cuenta, el proyecto de redención de Tony. Su gran misión es, y desde su pena, su despecho, su tristeza, y sus ganas de ayudar, hacer que todos sean más felices. Todas y todos. Sin excepción. Tony, como un ángel despliega desde sus alas esa ironía, cabreo, ira, mala leche, humor fino, cansancio… ¡Y todo fluye, y todo es más fácil, y todos son más felices!

No voy a hacer spoiler, pero el final es MARAVILLOSO… ¡Único!

Cuando el propósito de alguien es hacer el bien. Lo consigue. Aún a expensas de su cruz. ¡Y en este caso, la cruz pesa mucho!

Humo

¡Sombra de humo cruza el prado!
¡Y que se va tan de prisa!
¡No da tiempo a la pesquisa
de retener lo pasado!

Terrible sombra de mito
que de mi propio me arranca,
¿es acaso una palanca
para hundirse en lo infinito?

Espejo que me deshace
mientras en él me estoy viendo,
el hombre empieza muriendo
desde el momento en que nace.

El haz del alma te ahuma
del humo al irse a la sombra,
con su secreto te asombra
y con su asombro te abruma.

Miguel de Unamuno

BenidormFest, las mascarillas, el televoto, las elecciones… ¡Ahumémonos tod@s! A buen entendedor, sobran palabras. ¿Y lo que de verdad importa? ¡Humo!

¿Humanidad?

Leo con tristeza una noticia en El País una noticia del pasado 27 de enero: «El fotógrafo René Robert muere congelado en las calles de parís tras una caída». Y se me erizan los cabellos. Entro en detalle. Su amigo, el periodista Michel Mompontet dijo tras conocer la triste noticia:

“Antes de dar lecciones y acusar a quien sea”, dijo, “hay que responder a una pregunta que me incomoda: ¿estoy seguro al 100% que si me viese confrontado a esta escena, un hombre en el suelo, me habría detenido? ¿Nunca me habría apartado de un sin techo que veo acostado ante una puerta? No poder estar seguro al 100% es un dolor que me persigue. Pero tenemos prisa, tenemos prisa, tenemos nuestras vidas, y apartamos la mirada”.

El País Cultura. 27/01/2021. Versión online

¿Tenemos respuesta a esas preguntas? ¿Somos los suficientemente valientes para responder a esas cuestiones? ¿Qué harías tú?

Tras leer el reportaje, me quedé muy descolocado. Cerré el iPad y seguí escuchando la música que salía del canal Mezzo en la televisión. Me quedé pensando y respondiéndome a aquellas preguntas.

Leon Tolstoi dijo:

«Todo el mundo piensa en cambiar la humanidad, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo»

León Tolstoi