Sin guion (#HarariQuotes)

Son muchas las ocasiones en las que pensamos que nuestro destino en esta vida ya tiene un final escrito. Se nos educa desde pequeños a tomar un camino “de provecho” para ser… ¡alguien en la vida! Y podemos cogerlo sin desviarnos, o aprovechar el primer atajo o ruta alternativa para salirnos de esa carretera de único sentido que es vivir.

Pero Harari piensa lo contrario:

“La vida no tiene guion, ni dramaturgo, ni director, ni productor… ni sentido. Hasta donde sabemos, desde el punto de vista científico, el universo es un proceso ciego y sin propósito, lleno de ruido y furia pero que no significa nada”.

Yuval Noah Harari. “Homo Deus”. Ed. Destino página 226
Sin guion (#HarariQuotes) post de @JgAmago en #Reinventarse
Photo by Matt Duncan on Unsplash

Son muchas las veces en las que es necesario tomar esas rutas alternativas. En esos momentos de atrevida indecisión, surgen oportunidades para descubrir otros mundos, otras realidades que la autopista de la vida no tenía marcadas en su ruta vital. Yo prefiero guiarme por el instinto, que por Google Maps.

Prepararse…

“Prepara a tu hijo para la vida, no la vida para tu hijo”. Con este potentísimo titular se destaca un video/entrevista de Tim Elmore en El Huffington Post que os invito a ver aquí.

Hemos creado una generación que no aprende de las caídas, ni los tropiezos. Mira en Internet, prueba, acierta o fracasa, pero no desde la experiencia, si no desde la evidencia de otros. Son príncipes/princesas que se destronan ante un “no” y que entronizan ante un “haz lo que te de la gana”.

Tenemos que dejar de “rescatar” para que aprendan a hundirse y flotar.


Photo by Liane Metzler on Unsplash

Hay que darles la mano, si. Pero para enseñarles el camino, no para hacérselo. Igual que aprenden a masticar, a quitar una espina del trozo de pescado, a expulsar un hueso de una aceituna, tienen que descubrir el valor de hacer y de agradecer.

Tenemos 365 días por delante más para cambiar y PREPARALES para un futuro en el que no sabrán por donde les llegará el golpe. Un mañana en el que es aconsejable saber de las “artes marciales de la vida” frente al premio por vivir de las artes de no hacer nada.

Feliz año 2019…