Volver…

A tener que incidir en lo mismo. A concienciar sobre lo básico. A mostrar las otras realidades. A valorar la diversidad. A hacer realidad un mundo mejor. Si. Volver. Volveremos, insistiremos, nos encabezonaremos, no nos cansaremos de decir que #elfuturoempiezahoy y que si seguimos perdiento el tiempo, el paso no nos acompañará en hacer de este mundo, un espacio más igualitario. Más para tod@s.

Volver by @jgamago en #Reinventarse

Mira el video #elfuturoempiezahoy aquí.

Incompletos

Hay países en los que tenemos la suerte de convivir con la igualdad de derechos para tod@s. Bueno, no siempre es perfecto y algun@s que áun se resisten a entender, a comprender que TODOS somos iguales, que los colores, los sabores, dependen del gusto de cada uno, pero no por ello deben convertirlos en opiniones únicas. En sus verdades. Menos preciando a las del resto.

Pero hay otros países en los que algo tan básico como es… AMAR, está prohibido, penalizado, castigado, perseguido, odiado. Y esos países, esas comunidades trabajan para que los derechos incompletos de muchas y muchos ciudadanos,  se puedan completar.

Airbnb-Australia

Campaña de Airbnb Australia para luchar por los derechos de las personas LGBTI y el matrimonio igualitario.

Visto en Social Undreground

Amor Sin Barreras

He publicado un primer post en el #BlogFONCE, blog de Fundación ONCE sobre el amor, el sexo, el matrimonio y sus barreras para las personas con discapacidad. Es injusto que en el colectivo social de las personas con capacidades diferentes AUN existan estas trabas para amar, para desearse, para tener sexo, para vivir su sexualidad y su amor en igualdad de condiciones. Espero que os sea de interés.

lettera-alla-figlia-down

Enlace al post: «Ya queda menos»

No importa el cristal con el que se mire…

El pasado viernes, sentado frente a la televisión tras deshacer maletas y organizar un poco todo, asistí impávido, asustado, confundido, contrariado, cabreado y desilusionado a la noticia del camión abandonado en una cuneta, en una carretera de Austria, con 71 personas dentro. Muertas. Refugiados, les llaman. Personas a la deriva en busca de oportunidades. De una vida menos dolorosa y sufrida que la que padecen en sus países de origen. Ni concertinas, ni fosos, ni fronteras, ni balas, ni pistolas… Nada puede evitar que esta sociedad siga desangrándose si no dejamos de pelearnos por los «números» y comenzamos a luchar por las personas.

Refugiados (Imagen de EuropaPress)