Paraísos…homófobos


Todo el mundo encuentra siempre un paraíso en el que soñar para ubicar con sus huesos en el caso de que nos toque una Primitiva o tengamos salud y dinero en el futuro de nuestra jubilación. Para mi puede ser Manhattan (bueno, más bien la costa de New York como Hamptons, Port Washington… pero cerca de la Gran Manzana), para otros puede ser Costa Rica, para algunos es Madrid, para otros es Barcelona… incluso su propia casa. Para los ricos todo es diferente, por que para los multimillonarios los paraísos están al alcance de su mano. Ellos son tan exclusivos que para los “muchimillonarios” los paraísos son fiscales. Y uno de ellos es Andorra.

Yo he estado un par de veces en Andorra: una primera vez en los 90, cuando realmente viajar a Andorra significaba una rebaja importante en caprichos electrónicos, tabaco o ropa de marca; y una segunda vez, hace cuatro años, descansando un Año Nuevo en un hotel en la montaña. Dos y nunca más. ¿Por qué? Por lo siguiente: el Tribunal Constitucional de Andorra ha sentenciado que la prohibición de donar sangre a las personas homosexuales o transexuales no supone un acto discriminatorio, tal como denunció la asociación andorrana de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales “Som com som”. La sentencia es fruto de un recurso de amparo interpuesto por esta asociación y por Marc Pons, un vecino del país al que se le denegó en su momento poder donar sangre por ser homosexual. El Ejecutivo de Andorra sostiene que la donación de sangre es un “acto generoso”, y por tanto no hay vulneración de derechos fundamentales. Desde “Som com som” se denunciará esta situación frente al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Y desde la conciencia colectiva de todos los que consideramos que sí hay discriminación, utilizaremos todas nuestras armas para proclamar por mar, tierra y aire, que se trata de –una vez más- un vestigio de la vieja guardia y de la más recalcitrante homofobia.

Seguimos como los cangrejos: caminando hacia atrás. Porque en el fondo de esta prohibición (ojo, que también está secundada por la Ministra de Sanidad de Francia), se esconde ese rescoldo de hipocresía y de falta de información que reside en continuar pensando que VIH/SIDA es igual a ser Gai. Y que los gais seguimos siendo el foco de transmisión, de seguir portando en nuestras venas lo que en los 80 se denominó como “el cáncer rosa”. ¡¡Cuánto iletrado, paleto y cutre existe dentro y fuera de nuestras fronteras!!

Pues la verdad es que no sé cuántos gais tienen su paraíso fiscal en Andorra, pero desde luego, levantaría un veto a este corpúsculo homófobo asentado entre nuestra frontera y la gala, (otros, que hay que darles de comer a parte), y si ya tenemos frentes abiertos continuos con la Iglesia, los pensamientos más fascistas y retrógrados, y contra la homofobia (transfobia, lesbofobia…), ahora debemos de afilar nuestros arietes (sean de lo que sean) y apuntar sin fallar el tino, contra aquellos que aún se empeñan en estigmatizar a las personas LGTB.

¿Se podría suspender las relaciones diplomáticas con Andorra? Pues me imagino que sí, pero desde luego, lo que habría que hacer es provocar una fuga de las aguas termales de Caldea a ver si así se “calientan” un poco las gélidas y frígidas mentes de los políticos andorranos… que pega con almorranas… que son lo que deben de tener por ir tan “estreñidos” de cerebro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s