Presente, pasado y futuro

Hace 9 años:

Que el correo se convirtió en palabras.
Que la voz del teléfono se personó por encima del ruido de un café.
Que una foto se materializó en carne, en piel.
Que todo acabó.
Que todo empezó.

Las madrinas seguían tomando sus panellets y su cava en Vilafranca y yo me subí a un tren del que aún no he bajado. Ni quiero bajar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s