Pesadilla

Tenemos la pasmosa facilidad de olvidar. Lo que hace 101 días ocupaba el 99% de las informaciones y conversaciones de toda Europa, ahora ha pasado a un segundo plano. Aún con la importancia y el espanto de las imágenes e informaciones que seguimos recibiendo, eso sí, de forma más depurada.

La semana pasada, llegaron compañeros/as que fueron en una expedición a Ucrania a llevar dos tráileres de material sanitario, bienes, comida, etc. No han querido entrar en mucho detalle al contar el horror y el espanto que allí vieron y vivieron. Se les llena los ojos de lágrimas cuando empiezan a rescatar de sus recuerdos, los desastres de una guerra.

Nos cuentan los momentos del encuentro, de la entrega, del reparto, de la ayuda, del abrazo, del cuidado, de las horas sin dormir para atender a los refugiados, de los más de 6.000 kilómetros recorridos con los coches, de los momentos de relax en las cenas, con voluntarios de otras ONG, que descansan sin dormir. El horror es una pesadilla recurrente en sus desvelos.

Juntos somos más

Buscando un video chulo, para ilustrar una mesa redonda que me toca moderar el próximo viernes sobre solidaridad y responsabilidad social, me encontré con esta joyita de un escaso minuto que se suma a la máxima de que, si todos remamos en la misma dirección, en lugar de mirar hacia otro lado, y pensar en individualismos y egoismos, las cosas nos irían mejor. 

Juntos somos más by @JgAmago en #Reinventarse

No me gusta perdir ayuda. Por molestar, sinceramente, porque todos vamos como vamos, y me considero una persona muy «autosuficiente». Eso si, cuando considero que es necesario solicitar esa ayuda, la pido porque -además- tengo la confianza de que la voy a obtener. Pero soy más de los que me gusta ofrecerla. Me considero muy (demasiado), colaborativo y me involucro en todo lo que me piden sin medir el posible grado de implicación en mi salud, mi trabajo, mis relaciones… ¡Y no escarmiento!

Comparto la frase de Gioconda Belli que dice «La solidaridad es la ternura de los pueblos». Y hoy los «pueblos», están necesitados, carentes de mucho cariño… ¡Del de dar, que del de recibir ya se encargan otros!

Mira el video «One Human, Family Food por All», aquí.

Inside the box

Llega el tiempo de las Navidades. La locura consumista que se inaugura con el Black Friday y que termina con las Rebajas de Enero. Momentos en los que los que pueden echan el resto y queman las tarjetas de crédito para agasajar a sus seres queridos. Un tiempo en el que nos volvemos un poco más solidarios y en los que iniciativas como el #GivingTuesday buscan concienciar que hay sociedades, colectivos, personas que no tienen lo que otros muchos disfrutamos, malgastamos.

Una diseñadora neerlandesa ha lanzado la iniciativa «Inside the box» que convierte las cajas que los niños refugiados reciben con donaciones, en juegos que pueden recortar y convertir para que puedan olvidarse, por unos minutos, de esa situación que están viviendo fuera de sus países, de sus casas.

Insidethebox por @JgAmago en #reinventarse

Puedes ver el video de la iniciativa en el blog La Criatura Creativa

Dibujos por Sonrisas

«La sonrisa es una línea curva que lo endereza todo»

dibujos-por-sonrisas-mis-gafas-de-pasta-agustina-guerrero-min

«Dibujos por Sonrisas» es una iniciativa de Creativos en Acción que pretende recaudar fondos para ayudar a diferentes organizaciones no gubernamentales en sus proyectos de cooperación. la mecánica es sencilla: tú eliges una de las preciosas ilustraciones que tienen en el catálogo, haces una donación (la que tú quieras) y te descargas el dibujo para utilizarlo donde quieras: imprimirlo en una lámina, utilizarlo en una camiseta o lo que más te guste.

Fuente: Mis Gafas de Pasta

Es tan sólo una caja

¿Por qué darle tanta importancia? Este video titulado «The lunchbox» se ha convertido en viral ¿Por qué? Por su sencillez, si. Por su mensaje tan potente: sin palabras, sólo unas miradas que llegan hasta el tálamo de las emociones y un piano. Por su crudeza, también. ¿Cómo es posible que una sociedad avanzada, conectada, civilizada haya gente que aún tenga dificultades para poder llevarse algo de comer al colegio?

Screenshot_9

Las soluciones están mucho más cerca de los que nos imaginamos. ¿Por qué se resisten a encontrarlas?

Video: The Lunchbox