Lavar, enjuagar y centrifugar

Un anónimo ciudadano en paro, Frederico Teixeira, ha saltado a la fama mediática tras ganar el concurso de cortos organizado por la BBC y titulado “My World”, al hacer una original denuncia de la actualidad política mundial bajo la metáfora de la lavadora, en su pieza “lavar, enjuagar y centrifugar”.
El realizador, en paro desde hace dos años, comentó: “Trabajo desde los 17 años y es la primera vez que estoy en paro. Al principio tienes energía para tocar puertas y mandar e-mails, pero poco a poco comienza la angustia y la frustración. La metáfora de la lavadora es el momento relajante que necesito en el día”. Declaró que el corto surgió porque: “Ése soy yo en mi momento más productivo del día. Ha sido así en los últimos dos años. Tiempo suficiente para cogerle el gusto. A este momento de contemplación. Se lleva mi frustración. Lava mi vergüenza. Hace girar mi resentimiento en una actitud positiva y saludable”.

Y es que no hay mejor metáfora que la realizada por Texeira porque efectivamente estamos viviendo una etapa política y social en la que los políticos se dedican a lavar la ropa sucia mientras que la sociedad se hunde en aguas turbulentas y ensuciadas por una crisis de valores.

Es absolutamente desconcertante este panorama tan desolador el que ofrece nuestra nación, en la que se está intentando meter en prisión a un juez por investigar corrupción, por indagar las injusticias cometidas por el gobierno franquista, mientras se escurren entre los dedos de la otra justicia prevaricadores, políticos imputados, alcaldes corruptos, presidentes, tesoreros enriquecidos por ser cargos públicos… ¡¡y que aquí ni dimita nadie, ni a nadie se le mete en la cárcel, ni ninguno tenga la decencia de marcharse!!

Es lamentable ver cómo se inyectan millones de euros a los bancos porque alegan estar en quiebra, y meses más tarde te sorprenden con ganancias millonarias en su Juntas de Accionistas y pluses brutales a sus directivos.

Eso sí, que tu te demores en pagar tus impuestos, en pagar tus tributos, en pagar la hipoteca, el recibo del gas o la luz… Que no solo no te lo disculpan sino que además te cobran recargos. Que tú pidas un crédito, que te saldrá mucho más caro que lo que a ellos les ha costado su propio beneficio.

Estamos cerca de las vacaciones de Semana Santa que (para aquellos que se las puedan tomar) significará poder lavar durante unos días esta fina capa de porquería que nos rocía cada mañana, al levantarnos o al oír las noticias, y que se acomoda en nuestro cuerpo como parte de esa piel que nos protege del frío o del sol. Colgaremos la coraza en la salida, antes de coger el coche, el avión, el tren, el autobús, y nos la volveremos a poner el próximo lunes o martes cuando, de nuevo, volvamos a programar un programa de lavado lento, exasperante, sin lejías, pero con suavizante para que, aún avergonzándonos de los políticos que tenemos (tanto los de un bando como los otros), nos toca convivir con tanta mediocridad.

Que gran verdad la que dijo el economista americano John Kenneth Galbraith: “Cuanto mayor la riqueza, más espesa la suciedad”.

Si quieres ver el corto de Frederico Teixeira pincha aquí: http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100323/frederico-teixeira-gana-concurso-cortos-bbc/727349.shtml

Anuncios

One response to “Lavar, enjuagar y centrifugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s